martes, 31 de mayo de 2016

EL MISTERIO DE LA DAMA DE LOS MAULEÓN EN OLITE

La clausurada iglesia de San Francisco de Olite tiene en su capilla mayor, en el presbiterio donde está el altar, un sepulcro cargado de misterio pese a los escudos heráldicos que nos quieren contar quién es la dama que desde hace siglos duerme para la eternidad en el arco empotrado que hay en la pared norte.
            Los últimos estudios generan dudas sobre la identidad. La especialista en imaginería medieval Clara Fernández-Ladreda recuerda, en el hace poco publicado y magnífico “El arte gótico en Navarra”, que el templo ahora cerrado fue reconstruido en el siglo XVIII, tras el terremoto de Lisboa, “e ignoramos qué localización ocupaba” la enigmática figura en la iglesia primitiva.
Carbunclo de Navarra
            La dama yace en actitud orante. La bella cabeza descansa sobre una almohada y a los pies la preserva un perro. Dice la experta que la talla es de excelente calidad y se detiene en los dos escudos de madera pintados, entre otras, con la armas de Mauleón, que fue uno de los 12 linajes más importantes del Reino de Navarra.
            A estos nobles de origen suletino se ha atribuido generalmente la capilla. Los Mauleón, león fiero en occitano, también fueron señores de Rada y defensores de los reyes legítimos, los Albret-Foix, cuando la Corona de Castilla sometió a Navarra en 1512. En el escudo más cercano a la cabeza de la escultura se ve claramente su blasón, en campo de oro el león rampante de gules (rojo).
Escudo de Mauleón
            Pero la incógnita de la identidad de la dama sigue. Fernández-Ladreda recuerda que “se ha dicho que se trata de doña Aldara de Arellano, esposa de Carlos de Mauleón (1480-1521), pero esto resulta imposible”. La profesora expone que tiene un estilo “claramente anterior” a esta fecha y que el sepulcro data de finales del s XIII o primera mitad del XIV.
            La gran obra del Catálogo Monumental de Navarra también se detiene en nuestra señora de Mauleón. Dice que “probablemente” es Aldara, igual que el franciscano Enrique Gutiérrez en el folleto de Temas de Cultura Popular que escribió sobre San Francisco. El fraile añade más. Explica que el presunto marido, Carlos de Mauleón, además de señor de Rada era mariscal de Navarra, heráldica que refleja el segundo cuartel del escudo más próximo a la yaciente. En este espacio se observan las armas de los Navarra, que venían a ser los generales del ejército del reino (cortado de carbunclo de Navarra superior y cabría con tres fajas y barras pomeladas entre leones inferior).
Armas del Mariscal de Navarra
            El padre Gutiérrez ahonda más en el misterio. Escribe que en “los índices del antigua archivo conventual” hay dos testamentos de los mauleón. Uno, de 1470, firmado por Miguel de Mauleón. Otro, posterior, de 1492, de Tristán de Mauleón, señor de Rada y Traibuenas y marido de Juana de Navarra, hermana del mariscal y cuya heráldica coincide con la del sepulcro del enigma. Tristán mandó que lo enterraran en San Francisco, al lado de su padre Carlos, y para ello ordenó hacer “dos tumbales de piedra ...”
            El caso es que Tristán pidió que, en la iglesia de la que ahora han desaparecido los franciscanos, se oficiara una “capellanía anual” en su memoria, pero nada dice de la dama que bien, es de suponer, pudo llegar allí después. De lo que no hay duda es que se trata de gente del mejor pedigrí. 
Señor de Xabier
            Los escudos policromados se conservan en buen estado y cuentan que por la sangre de aquellos nobles corría, además del linaje de los Mauleón y Navarra, la que aportaban las armas que puede ser de Guevara, Lacarra o el señor de Xabier, entre otras. Lo cierto es que lo mejor del reino duerme en San Francisco de Olite con una dama sin nombre.






1 comentario:

  1. En 1470 Ojer de Huarte o Ugarte, de Oiartzun, era procurador en el amojonamiento de Hondarribia, y en 1475 casó con Isabel, hija de Carlos de Maule e Inés de Claver y nieta de Oger de Maule y María de Guevara. Oger de Maule fue alcaide del castillo de Irurlegi en 1356 y en 1357, después de estar en Normandia, fue alcaide del castillo de Maule y vizconde de Zuberoa. Probablemente coincidiera alguna vez con Ayero de Huarte, abuelo o bisabuelo de Oger de Huarte, puesto que también intervino en Normandía. joxe.iturriotz@gmail.com

    ResponderEliminar

Gracias por participar en El Oltense. Tenemos en cuenta tus opiniones y próximamente publicaremos el comentario si se atiene a los parámetros editoriales. Síguenos y cuéntanos.